El vino previene la caries dental, según una investigación del CSIC

Vinos

La revista americana Journal of Agricultural and Food Chemistry publica el estudio español que demuestra los beneficios del vino para prevenir enfermedades dentales

Los antioxidantes que se encuentran en el vino, como los polifenoles, han sido asociados desde hace años como poderosos ayudantes para su salud. 

A los ya demostrados efectos protectores contra las enfermedades del corazón, el cáncer, la diabetes o el alzheimer, se suma ahora los resultados de un nuevo estudio publicado por científicos españoles y que, a priori, sugieren unos resultados sorprendentes: El vino puede prevenir la caries dental y las enfermedades de las encías.

El estudio, ha sido publicado el pasado mes de febrero en la revista científica Journal of Agricultural and Food Chemistry, de la American Chemical Society y ha sido realizado, tras varios años de investigación y estudios previos, por científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Madrid.

Si bien es sabido que el vino, tinto y blanco, es de naturaleza ácida y ello implica un debilitamiento del esmalte y pérdida de color -motivo por el cual es recomendable tomar un vaso de agua tras una copa para eliminar residuos y equilibrar el PH de la boca- ello no supone que por este motivo nuestra salud dental corra riesgo.

Así, tal y como han demostrado los científicos del CSIC, los antioxidantes del vino tinto evitan que las bacterias que causan la placa se adhieran al tejido de las encías. El efecto fue aún mayor cuando los antioxidantes se combinaron con un probiótico oral: Streptococcus dentisani, que inhibe el crecimiento de la placa.

Los investigadores utilizaron tejido de encía cultivado a partir de células humanas para el estudio y aplicaron antioxidantes del vino en varias combinaciones. Separaron el tejido en varios grupos, tratando a un grupo con polifenoles del vino (ácidos cafeico y p-cumárico) solamente, uno con polifenoles y el probiótico, y uno tratado con extractos de semilla de uva y vino tinto disponibles comercialmente (Vitaflavan y Provinles). Los antioxidantes provenientes del vino demostraron ser efectivos para inhibir la adhesión bacteriana a las células de la encía, pero una combinación de los polifenoles y el probiótico ofrecieron los resultados más efectivos.

Los investigadores sugieren con este estudio que podría haber algunos métodos interesantes para administrar el poder antiséptico de los antioxidantes, como enjuagues bucales, cremas dentales y goma de mascar. Mientras tanto, una copa de vino tinto al día será la mejor manera de mantener a raya la caries dental.

https://www.vinetur.com/2018032946695/el-vino-previene-la-caries-dental-segun-una-investigacion-del-csic.html
Vitivin